Loading posts...
  • Recuerdo de una torre abolida

    Nunca aprendí a jugar bien al ajedrez, me falta capacidad de concentración. Mi padre intentó enseñarme, la primera; luego, a todos mis hermanos. Incluso a su nieta la sentaba, aún bebé, frente…

  • Brindis de Ariadna

    Tomaba conmigo una copa cada noche, antes de irse a dormir. Las llamas de la chimenea teñían con matices cálidos, llenos de una luz como nunca la vimos en nuestra fría tierra,…